27 años de experiencia profesional hasta lo más personal


IMG_0952Este es un post que llevo mucho tiempo dando vueltas, escribiendo y re-escribiendo, intentando decidir que hago, si lo publico o no lo publico (ahora ya sabes mi decisión final) y como consecuencia de hacer un resumen en la empresa en la que actualmente trabajo – The Cocktail, he decidido seguir a delante. Realmente es una lectura profesional y personal, motivada desde la curiosidad,  que se me conozca un poco más hablando en primera persona, es decir, lo que no hago cuando hablo con gente. Pero por si alguien quiere saber mi historia profesional y algunos aspectos personales, este es el lugar adecuado. Otro motivo es que muchas veces en las entrevistas debes ir al punto de interés del puesto al que estás intentando acceder, pero en aquellos aspectos en los que se quiere ampliar  por las razones que sea y conocer más de mí como persona y profesional, este post es una buena referencia como obtención de más información.

Por tanto voy a contar en primera persona cual ha sido mi trayectoria profesional, mís decisiones, cómo he llegado hasta donde estoy ahora mismo, hacia dónde quiero ir y cómo lo voy a conseguir.

mis principios – reglas

Estos son mis principios o reglas en lo que me forjo como persona y profesional todos los días:

  1. Mi familia es la base, motivo de superación y continuidad de ser mejor persona y profesional
  2. Ser honesto, coherente y poner actitud e ilusión en todo lo que hago
  3. Muy importante las personas por encima de todo y conocerlas personalmente
  4. Tener ambiciones sanas y realistas
  5. Creer en mí mismo
  6. Rodearme de gente con inquietudes e ilusión para contagiar y contagiarte
  7. La edad no es un factor importante en todo momento, sólo cuando sea necesario
  8. Ayudar a los demás
  9. Nunca perder la ilusión y si tengo miedo, lo hago con miedo
  10. No arrepentirme de nada de lo que he hecho, solo rectifico, lo cambio y a mejorar
  11. Si algo no funciona lo cambio lo antes posible
  12. Luchar por cambiar las cosas de tu alrededor sin dejar de intentarlo todo
  13. Tomar decisiones en conjunto
  14. Estar siempre aprendiendo, la mente es como un paracaídas, debe estar abierta para que funcione (esto último es un cita de Albert Einstein)
  15. Ser consciente de quién eres en todo momento
  16. Comunicar, dar charlas y leer muchos libros
  17. Actitud en todo lo que haga y sacar el máximo partido, sea lo que sea
  18. Identificar rápidamente a la gente tóxica e ignorarla lo antes posible
  19. Tener algo más de valentía y menos de imprudencia
  20. Tengo presente siempre que hay momentos en los que la vida te coloca a la misma distancia de huir que de quedarte, pero piensa si te queda algo por hacer.
El inicio de todo – la universidad- un giro que marcó un antes y un después

Voy a comenzar con unos de los aspectos en los que he creído y creeré, los puntos de conexión. Algo que se repetirá en el tiempo y son algo en lo que creo ya que los acontecimientos no pasan sin motivo aparente y lo confirmo cuando descubrí un vídeo de Steve Jobs en la que habla precisamente de los puntos de conexión.

Mi primera decisión está ligada a las cosas en las crees y sientes, en las que vas a ser feliz, en las que realmente te hace sentirte bien contigo mismo, esas cosas que hay que perseguir siempre sin descanso con perseverancia, tus sueños, aquella en las que vas a estar y dedicar mucho tiempo de tu vida profesional y personal. Pues bien, después de unos años estudiando, un día que parecía ser uno más, un día de prácticas de detección de errores en Radio y Televisión (aún conservo este libro de Televisión. Receptor. Prácticas. Control De Calidad José Luis F. Baillo – Departamento De Publicaciones De La E. T. S. De Ingenieros De Telecomunicaciones ), se me ocurrió hacerlo mediante un programa de informática y en función a las decisiones me diera como resultado los problemas más comunes. El tomar esta decisión fue la que realmente me hizo darme cuenta que mi sitio estaba en otro lado y que no quería ser ingeniero de telecomunicaciones, sé que era una locura, ya que ya no podría decir que soy “Ingeniero de Teleco” por no obtener el título, pero sentía que debía cambiar e iniciar mi carrera en la informática. Aquí es cuando descubro realmente  lo que me gusta y a lo que quería dedicarme profesionalmente. Actualmente llevo ya 27 años en esta profesión (y los que me quedan) en la actualidad del 2016 y no me equivocado en mi decisión.

¿Qué me llevo de esta etapa? que las decisiones hay que tomarlas con todas la consecuencias, no únicamente por obtener un título, pero uno mismo sabe perfectamente si es lo correcto o no. Esta decisión ha marcado toda mi vida profesional.

Mis comienzos profesionales en el mundo de la informática

Mi primera experiencia profesional y con mis conocimientos bajo el brazo y nula experiencia profesional, comencé en una empresa de desarrollo de soluciones informáticas (Empresa de servicios) allá por el año 87, un joven inexperto que quería comerse el mundo, con algunos defectos, como ser demasiado sincero y transparente en todos los sentidos.

Para situarte, no disponía aún de internet, ordenadores de sobremesa sin llegar aún al Pentium………. bueno algo de referencia por curiosidad y no había aún teléfonos móviles, toda información eran colegas de profesión, revistas (recuerdo Sólo Programadores) y muchos libros, todo mi entorno era físico. Mis comienzos son en desarrollos en entornos de Mainframe con UNIX y mi primera empresa Programas y mantenimientos Informáticos (una empresa que me recomendó mi amigo Jose, así lo hemos llamado siempre, no es una falta ortográfica y me recomendó como programador) tenía todo tipo de clientes entre ellos Codere, una empresa de recaudación de maquinas de juegos de azar. Conocía el lenguaje de programación C y se me daba bien, por lo que me pusieron a programar con una máquinas que tenían un interprete de C que por el puerto RS232 cargabas la aplicación una vez ya compilada claro. El proyecto era controlar la recaudación del dinero que leían las máquinas físicas.

Mi primer “pecado” como desarrollador (lo dicho anteriormente, la sinceridad), me pregunta el cliente ¿qué opinas de estas máquinas según tu experiencia? y yo, con total transparencia, inocencia y sinceridad, le respondo que me había pegado hasta sacarle hasta los más mínimos detalles a la máquina, le comenté todo lo que me había encontrado, defectos incluidos y cómo había resuelto los defectos, pero el caso es que tanta sinceridad no sentó bien a los jefes de mi empresa, pero el proyecto siguió su curso y me propusieron para que continuara desarrollando dentro del proyecto.

Después de la finalización del proyecto, tenía claro que mi trayectoria profesional quería llevarla por el desarrollo de UNIX y no sobre Windows ( volví al punto de conexión que me lo marcó un libro y asignatura de “Sistemas Operativos diseño e implantación” de Andrew S. Tanenbaum ) y las aplicaciones con Bases de Datos. Por tanto, necesitaba un nuevo proyecto y más ambicioso que me permitiera adquirir más experiencia profesional en Unix y Bases de Datos. Y así fue, me llegó la oportunidad de unos de los mejores proyectos en los que he podido participar y del que aprendí muchísimo, fue trabajar por 4,5 años en el “Catastro” con el lenguaje de programación C, en S.O. UNIX y la BBDD Oracle. El proyecto “la Gestión de Bienes Catastrales”. De esta etapa me llevo mucho aprendido en comunicaciones TCP entre procesos, el uso de las Curses, conocimiento en diseño de grandes bases de datos, buenos amigos y una buena reputación como profesional,  lo digo en el sentido de que año tras año me seguían recomendando y renovando para estar desarrollando con ellos, diría que estoy seguro que muchos me  seguirán recordando como yo a ellos a pesar de que ya no nos hemos vuelto a ver.

Nuevo cambio de proyecto, comienza otra etapa nueva y después de participar en proyectos de comunicaciones para clientes de SIEMENS-NIXDORF, mi empresa estaba a prueba para ganarse un nuevo contrato. Un nuevo reto importante para mí, fue mi último proyecto antes de cambiar y dar otro giro en mi carrera profesional. Pero antes lo quise hacer por todo lo alto, decidí dejar la empresa una vez conseguido el proyecto y haber sido seleccionada como ganadora y cuando esto ocurrió, tome la decisión de cambiar de empresa dando un nuevo sentido a mi carrera profesional. Había descubierto el mundo de internet. Lo volvía a tener muy claro quería estar ahí.

¿Qué me llevo de esta etapa? una de las mejores partes, a nivel personal en esta etapa de mi carrera profesional, haber conocido a mi actual mujer y en la que hemos formado una familia juntos, trabajamos años en el mismo proyecto,  aunque ella estaba en la empresa competidora de la mía y  en área diferente dentro del proyecto. La gran experiencia en proyectos de todo tipo centrados en UNIX y Bases de Datos y por supuesto, buenos ratos con los compañeros de fatiga.

un gran proyecto dentro del boom de la burbuja de Internet

Un gran cambio de destino profesional, un cambio de paradigma, pasar del mundo Mainframe a desarrollar aplicaciones web con Unix scripts, Javascript, HTML y  Sybase, es decir, desaprendiendo. Después de pasar muchas entrevistas y de tener la suerte de ser seleccionado en NacomMed la actual Saludalia. Primer contacto con mí primera startup (de un total de 5) en la que arrancamos únicamente 4 personas, un proyecto en el que tenía la certeza que sería un gran proyecto profesionalmente hablando y en la que seguramente marcaría un hito en mi carrera profesional, como así lo hizo.

En menos de un año de un trabajo duro, estaba llevando como responsable final, una empresa de Internet, en la que entró a formar parte de la historia de Internet en la revista referente del sector por aquel entonces, Ganar.com. En total fueron unos 5 años muy duros,  mucho trabajo y horas de dedicación, contraté a muchas personas personalmente, cometí errores de los que incluso ya me he perdonado, pero también algunos grandes aciertos he tenido también de los que me hacen sentir bien. Creo que aprendí algunas cosas sobre las personas equivocadas (pero me ha servido para saber quién quiero y quién no quiero ser hoy) en un mar de tiburones, pero me permitió saborear con 30 años el tener la responsabilidad de un presupuesto de empresa millonario, poder de decisión global de la empresa, tener a más de 80 personas y otras muchas más externas bajo tu responsabilidad, es algo que me ha aportado mucho en mi mochila profesional y personal. Mi mente de alguna forma ya estaba cociendo el tener mi propia empresa, ya tenía experiencia en dirección, pero no sentía que fuese aún el momento adecuado.

Finalmente se vendió la empresa por una gran millonada y yo había cumplido mis funciones en todos los sentidos para los socios de la empresa, por lo que un día sentado en el despacho de uno de los Socios ( no voy a nombrar por los cargos importantes que ocupó en su día y tampoco es necesario), me comenta que ya no tengo continuidad en los planes de la compañía (mi mente pensó que es exactamente lo que necesitaba), para dejar la empresa de una forma amistosa. ¿Quién compró la empresa? Unión Fenosa se quedó con el proyecto. Mi “error” personal por así decirlo, fue que me preocupé mucho más de hacer bien mi trabajo, no haber blindado mi contrato y dejar un poco de lado la programación por dedicarme más a la gestión, pero no me arrepiento de nada.

¿Qué me llevo de esta etapa? Aprendí que las personas son muy importantes, más que cualquier cosa, pero la retención del talento en la empresa es como la búsqueda del santo grial, cada uno tiene sus propios intereses (empresa y trabajador) y hay que disfrutar de esos momentos con las que compartes tu tiempo mientras dure, lo demás, es sufrir innecesariamente y poco más.

Otra nueva startups recien llegada de londres – #Easynet

Es el momento de tomarme un pequeño descanso de reflexión para saber cómo reconducir mi carrera profesional, emprendo o busco una empresa como un nuevo reto para seguir aprendiendo. El caso es que me duró poco la decisión, en menos de 15 días ya tenía una oferta para trabajar en una nueva startup ISP con sede en Londres #Easynet y estaba abriendo centrales de expansión en toda Europa y quería montar las oficinas aquí en Madrid. El caso es que me seduce mucho el proyecto, por la experiencia en mi anterior empresa, había tenido contacto y tenía la experiencia de cómo montar y arrancar un ISP y montaría desde cero un departamento de desarrollo,  es decir tenía experiencia en las cosas necesarias para llevarlo a buen puerto.

No me lo pensé mucho y me puse en marcha, mis funciones eran la de organizar las preventas para desarrollar proyectos internamente, hablar con el cliente y detectar necesidades para ofrecer una solución completa, mostrarles nuestras instalaciones y cómo funciona todo como ISP, etc. El caso es que mientras estuve en esta empresa, disfruté mucho de lo que hacía y que maravilla de gente con la que trabajé, una conexión espectacular, mi mente había cambiado y mi enfoque hacia las personas era un papel fundamental, además estaba disfrutando, hasta que un buen día me contactaron directamente para ver si quería entrar en un proyecto de lo más ambicioso que me había enfrentado y por el volumen de personas a las que podía llegar a ser una multinacional y el sector.

¿Qué me llevo de esta etapa? Aprendí a adaptarme a las circunstancias, contacto con el cliente, detección de necesidades y saber disfrutar del momento. Una conexión personal muy fuerte con todos lo compañeros, muy emotiva la despedida.

Nuevo reto de uno de los proyecto más ambiciosos del sector, una Operadora de UMTS

Vuelvo a arrancar con una Startup de pocas personas en su comienzos años de trabajo en una operadora de telecomunicaciones con la primera licencia de UMTS concedida en España a Xfera Móviles (actual Yoigo resultado de lo que fue y no pudo ser).

Fueron tiempos también de mucho trabajo coordinando el Portal de Servicios Residencial y empresas de la compañía en Java con arquitectura J2EE y concretamente me dieron la parte  de la plataforma de juegos online, elaboraciones de RFI Y RFP para la selección de empresas que luego habría que coordinar y ensamblar todas las soluciones, de software y hardware. Una startup de inicio con 10 personas que fue cuando entre yo, hasta llegar a 700 personas un largo recorrido pero después de dos años y medio, un ERE y muchos a la calle. Quedaron como unos 20 más o menos si no recuerdo mal.

¿Qué me llevo de esta etapa? Aprendí a coordinar una gran cantidad de tecnologías que había que conectarlas, moverme en una multinacional, tratar con empresas externas relevantes del sector,  departamentos internos y , a saber escuchar muy bien los mensajes que te están dando aprendiendo a tener un sexto sentido y a ser observador.

Mi propio emprendimiento

Recién finalizado el ERE pero teniendo un pequeño colchón y dado como estaba el mercado, me decido a arrancar mi propia empresa, una empresa de desarrollo de proyectos de Internet para ayudar a las pymes a entrar en el mundo de las tecnologías y en la que también desarrollamos en PHP una plataforma de Televisión Interactiva que la bautizamos como QuieroMiTV. Tenía muchas ganas e ilusiones y muchas cosas por hacer.

Por el camino también me surge la necesidad de crear otra startup con otro socio, pero esta está dedicada a la telecomunicaciones para dar servicios a empresas del sector como BT, Jazztel, etc. El caso es que nos llegó a ir muy bien y con un volumen de facturación importante, hasta que nos dimos de bruces con la crisis y las deudas se acumularon, decidimos seguir para salvar la situación y el tiempo vino a confirmar que ya era muy tarde para salvar todo y la deuda era muy grande para ser soportada. Un gran error fue el querer a toda costa salvar la empresa cuando en realidad ya no tenía mucho sentido y me estaba asfixiando por completo. He aprendido que existen muchas clases de miedos, la vergüenza del fracaso y la propia autoestima deja de existir, estás anulado como persona. ¿Un punto sin salida? así lo pensé.

¿Qué me llevo de esta etapa? no insistir en algo de lo que ya no merece la pena seguir y sobre todo si tu economía está mucho más que dañada, déjalo lo antes posible.

La formación

Un buen día y gracias a un buen amigo (aquel que en el inicio me recomendó a mi primera empresa, volvió y me recomendó para encontrar este trabajo, él no me lo contó así, pero no hace falta, sé que lo hizo), uno de esos amigos especiales de los que está ahí toda la vida en los buenos y malos momentos, de los que perduran en el tiempo. Pero ese instante en el que ya había tocado fondo o mucho más abajo del fondo, cuando ya no tenía nada de nada y estaba a punto de perderlo todo, hasta lo poco que tenía (mi familia) a la que también le estaba salpicando todo,  decidí sacar fuerzas y seguir luchando contra todo pronóstico,  vuelvo a encontrar un trabajo (gracias a mi amigo Jose) en las que las condiciones y salario me daban igual ante la desesperada situación que me encontraba, quería arrancar, estar de nuevo en activo y tampoco tenía paro ya que como emprendedor estaba dado de alta como autónomo. El trabajo era para dar clases de informática a profesionales de empresa, es un inicio, algo con lo que volver a sentirme persona y volver a estar en circulación, oxigenarme para recuperar forma.

En realidad sin yo saberlo realmente, era un punto de inflexión para prepararme para lo que después vendría, lo que realmente quería. Tiempos muy difíciles a pesar de estar trabajando el que me ha tocado vivir durante casi 2 años más y se le suma que otra vez con la excusa de la crisis me encontrada en el paro nuevamente (eran sólo 4 meses de paro) y no disponía de mucho tiempo para encontrar otra cosa pero debía pensar rápido.

Vuelvo a que las cosas no ocurren por casualidad, ese despido me sirvió con la pequeña indemnización para recuperar un mínimo de oxigeno y seguir pagando lo esencial en la vida de cualquier persona. Aunque ya lo tenía decidido sin yo saberlo al 100%, debía volver a la esencia de mis inicios a lo que realmente me apasiona, “la programación”.

Un nuevo camino abierto reencontrándome con mi propia esencia

En el 2012 se me abrió un nuevo mundo de posibilidades, de volver a mi esencia como programador y es cuando entro a formar parte de una iniciativa de personas que querían cambiar algo. El caso es que cuando me despierto en la madrugada, sin saber muy bien el motivo, me encuentro con un tweet en el que había un curso solidario de Ruby On Rails gratuito para desarrolladores en paro que buscan nuevas salidas y vi claramente mi oportunidad, me apunté y recé para que me cogieran. Mi oportunidad de cambiar mi destino y mucho más, la base con la he trabajado siempre, “La programación”.

Cuando termina el curso en agosto del 2012, podía existir la posibilidad de que te contrataran en la empresa u otras que había en una lista de bolsa de contratación. Al finalizar el curso, fue a otro compañero y amigo al que seleccionaron: Alfonso. El caso es que en vez de cabrearme o sentirme mal por no ser yo, mi sentimiento era de alegría por él y así lo mostré a través de twitter (a día de hoy y después de dos años seguimos en contacto y hablamos de cómo nos trata la vida). Escribí a casi todas las empresas e incluso estaba dispuesto a ir a otra ciudad, dejando aquí en Madrid a mi familia. Recuerdo que escribí a Fernando Blat (voluntario del curso para dar una charla de testing) y me recomendó Trabajos Rails para estar en contacto con las posibles ofertas y que siguiera desarrollando mientras el trabajo no llega. Así lo hice sin descanso. No puedo dejar de recomendar este post de Fernando ¿Qué le digo a un programador que está en paro? y en el que  sin nombrarme me siento muy identificado con el post.

Hay una frase brutal del post que dice: Estoy un poco cansado de escuchar la frase “si es programador y está en paro es porque él quiere”. No es más que una forma (muy española) de inventarnos un argumento para no ayudar. No conocemos las circunstancias de cada uno, y dado que nuestro sistema educativo no crea individuos curiosos e inquietos, creo que podemos y debemos motivarnos y empujarnos unos a otros para hacer más grande la comunidad. De eso trata lo de formar parte de una comunidad, ¿no?. Esto me ha marcado e intento llevarlo a la práctica siempre y ver siempre a la persona.

Pero estando aún sin trabajo y con el paro ya agotado en octubre, debía seguir practicando, escribiendo en mi blog y leyendo, mostrando las cosas que estaba desarrollando en Rails, hasta que a finales de octubre del 2012, unos meses después de finalizar el curso, me envían por mail la noticia de que ASPgems quiere contratarme. Indescriptible la sensación cuando leí 5 veces el mail, sobre todo por ser la primera vez en la que desde hace mucho tiempo no sentía alegría auténtica, deseaba mucho estar trabajando allí y se cumplió. Ya estaba en el buen camino.

Reconozco que aquí nuevamente entra el factor humano en lo que puedas llegar a transmitirles, por eso en ASPGems confiaron más en mí que yo mismo (como persona me sentía muy muy pequeño y vulnerable), vieron algo especial, algo que perdí pero que siempre ha estado conmigo, pero no puedo dejar pasar la ocasión y debo decir que siempre les estaré muy agradecido por la gran oportunidad que me ofrecieron Agustín Cuenca, Javier Ramirez y Javier Lafora. Vuelvo a sentir que tengo un camino por recorrer, un objetivo, una nueva ilusión, trabajando con grandes profesionales que me han enseñado mucho, me han hecho crecer día a día y formar parte de mi persona. Pero después de 2 años y medio, sentí que mi etapa en ASPgems había terminado, necesitada algo más en todos los sentidos.

Con mucha pena decidí cambiar, sentía que debía cambiar, era el momento y era el momento justo para marcharme a una empresa en la que actualmente trabajo, The Cocktail.  Sigo creciendo profesionalmente desarrollando en RubyOnRails como backend y como persona también, adquiriendo confianza a la par que ellos me trasmiten su confianza dejándome hacer, comienzo a no sentir miedo y expreso mis inquietudes, se puede hablar de todo lo que me preocupe. Pero espera, antes de entrar a The Cocktail le pido a Fernando opinión (él trabajó allí), es decir, si la recomendaría a un amigo!!. Ahora ya sabes que me la recomendó con mucho cariño y gracias a su opinión me decidí por The Cocktail. Pero aquí y antes de formar parte de la empresa, nuevamente Juan Lupión estoy seguro que vio algo en mí cuando me entrevistó, lo mismo que otros supongo y finalmente decidieron contratarme en The Cocktail y en la que llevo ya un año y medio. Me ha costado mucho encontrar mi hueco y ser yo mismo, pero muchas veces no hace falta que te lo digan, no sé muy bien como escribir esto, pero es algo que lo sabes y él también lo sabe (yo me he dado cuenta) y es más que suficiente, muchas gracias por la confianza y lo que has hecho por mí!!

Para terminar tengo que decir que he superado muchas dificultades en la vida y seguro que vendrán más, pero me enfrentaré a ellas como hasta ahora, con fuerza y determinación, contra viento y marea y a lo largo de este tiempo he luchado siempre por mis valores, mis principios y tengo muy claro a día de hoy  que quiero seguir como “desarrollador” pero además tengo claro que quiero terminar profesionalmente como desarrollador, además día a día doy un paso más para delante ¿hasta dónde llegaré? …………. Tengo mucho por hacer, aportar y aprender, enseñar, conocer a más gente, ayudar a los demás y a seguir desaprendido como siempre en este mundo tan rápidamente cambiante, sin miedos y a creer en mí mismo.

¿Qué más cosas me hacen sentir bien? Asistir y dar charlas en público y escribir en mi Blog, hace aumentar mi seguridad en lo que hago y me sirve para explicar cómo he resuelto algunos problemas, pero pienso en si le sirve a otros desarrolladores que lo necesitan……. pues para mi ya es un gran paso y aportación. En mi mente está Elixir/Phoenix, DDD y Scala………..

Tengo actualmente 51 años y aún me quedan 15 años más de carrera profesional y lo pienso vivir a tope, voy a por todas!! pero si te está pasando algo así, yo he contado lo que me ha funcionado a mí, pero sobre todo piensa que de todo es posible salir con ayuda, tiempo, esfuerzo y actitud.

Muchas, muchas gracias a todos lo que formáis o habéis formado parte de mí como persona y profesional.

6 comentarios en “27 años de experiencia profesional hasta lo más personal

  1. Ricardo Bruzos dijo:

    Carlos enhorabuena por el post, está cargado de realidad y emoción me ha llegado muchísimo supongo que igual que a otras personas que lleven un tiempo en el mundo del desarrollo.

    Me ha parecido muy interesante y comparto tu experiencia en como nosotros como profesionales del sector no somos capaces de capitalizar nuestro talento y sobre todo los éxitos que conseguimos durante nuestra vida como desarrollador. Aunque no lo creas es muy común y me temo que aún continua vigente considerar al desarrollador una herramienta ajena al negocio.Que se lo digan a Nintendo con su Pokemon Go!!!

    Creo que debemos convertirnos un poquitín más en emprendedores y aprender a valorar el enorme potencial que aportamos a los nuestros productos digitales que están por venir.

    • carlossanchezperez dijo:

      Muchas gracias Ricardo!!! me alega mucho que te guste y que compartas algunos de los temas que expongo. En mi opinión, hay otra forma de emprender, lo puedes hacer en el proyecto que te toque, hacerlo tuyo y sacarle el máximo para llevarlo a otra dimensión, pequeñas acciones hacen mucho con pensamiento de equipo. Pequeñas píldoras de motivación diaria🙂.

  2. Miguel Angel Diez dijo:

    Carlos, gracias por el post y por tu enorme sinceridad.

    En muchas partes del relato me he sentido muy identificado contigo. Yo acuso 53 tacos y comencé en esto del “solguar” allá por el 83, si bien, mi trayectoria no ha sido tan variada como la tuya.

    Yo sigo desarrollando en una pequeña aunque longeva empresa. Nunca pensé que pudiera llegar a esta edad y seguir programando. En este país el ser programador siempre ha sido considerado como un peldaño para llegar a ser Analista, Jefe de proyecto, …. no obstante, de un tiempo a esta parte, la perspectiva ha cambiado y ser programador más allá de los 50 es posible. Creo que tenemos en nuestras manos mucho poder.

    Carlos, gracias de nuevo y mucho ánimo. Somos unos privilegiados pudiendo dedicarlos a lo que nos apasiona.

    P.D. Espero poder saludarte personalmente en algún evento en el que nos veamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s